Detras de la puerta.

Ayer a la mañana como todos los dias hace cuatro años pase por la parte de atrás de la habitual YPF de la esquina de mi trabajo, esta vez a diferencia de todas las anteriores estaba la puerta abierta del baño de hombres y miré hacia adentro, es increible como ese pequeño espacio era totalmente desconocido para mi, en un lugar que yo creia conocer en detalle. Lo increible es que todos esos lugares tan conocidos por nosotros siempre tienen una parte que no conocemos, lo que sentí fué una sensación demasiado extraña, fué como teletransportarme en el espacio a un lugar tan cerca de lo conocido pero a la vez tan lejos, un lugar por el que siempre pase pero por tan solo una puerta no conocia, una puerta a lo desconocido, y senti miedo, miedo a lo desconocido inmerso en lo conocido.

Lo mismo que pasa con estos lugares misteriosos también puede pasar con las personas, esas personas que creemos conocer, quizas jamás se nos abra esa puerta que nos deje conocer lo desconocido, quizas nisiquiera nos enteremos de la existencia de esa puerta o quizas la veamos a diario pero no la asociemos con una entrada a un espacio desconocido, quizas la veamos tan solo como una puerta muerta que no tiene nada detrás, como es posible que tenga algo detrás, si tuviese algo detrás deberiamos conocerlo ya que conocemos a la persona y no es posible que haya algo de ella que no conozcamos por lo tanto la puerta ya no sería tal cosa, la puerta sería tan solo una pared. Descartar esas posibilidades de espacios desconocidos tan solo nos llevará a una desagradable sorpresa cuando se abra la puerta, algunos pensaran… ¿pero si lo que hay detrás de la puerta es mas agradable que un roñoso baño de hombres con las habituales moscas? ¿pero si detrás de esa puerta esta el paraiso? Es indistinto, a nadie le gusta caer en la cuenta que existe un lugar que no conoce en un entorno que cree que conoce, a nadie le gusta darse cuenta que estaba equivocado, o me equivoco?

Volviendo al tema de las moscas del baño, esas pequeñas moscas que también atacan las frutas… es mas… no se llaman moscas de la fruta? Estos seres horribles me aterran, me da miedo que se me posen en la punta de mi miembro mientras estoy en el baño, vaya uno a saber sobre que miembros se posaron antes o sobre que otra cosa… quizas hasta se posan sobre esos terribles garcos que habitualmente se ven asomar en el inodoro sin tapa y todo meado de los roñosos baños publicos, no lo se pero no me arriesgo… ahora, por que se llaman moscas de la fruta? Acaso mi chota es una fruta? Nah ni ahí !! yo no tengo una papaya adentro del pantalon.

Juro que no me drogué al escribir esto ni lo estaba en el momento de mi vida que relato. Quizas despues lo haga para verlo desde otro angulo.

Una respuesta a Detras de la puerta.

  1. Tararira dice:

    JAJAJAJAJ buenisimo !!! flaco larga el paco !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: